05 noviembre 2009

SI ALGO HICE, FUE SENTIR.

Estos últimos días estube leyendo un libro. Lo acabé. Hacía tiempo, mucho, que no me sentaba tranquila, quieta, al aire, y sin levantar la mirada cuando alguien pasa junto a mí. Olvidé por largo tiempo el sosiego de las letras y la tinta en el papel; me despreocupé a mi misma, me olvidé.
No digo que libro leí, que buscaba en su lectura, que encontré cuando pasaba las páginas. Solo me senté, me miré, me ocupé, y leí.

"Durante toda la tarde estuve mirando  las aguas del rio Piedra. La mujer nos trajo bocadillos y vino, dijo algo sobre el tiempo y volvió a dejarnos solos. Mas de una vez el interrumpió la lectura y se quedó con la mirada perdida en el horizonte, absorto en sus pensamientos.
En cierto momento, resolví dar una vuelta por el bosque, por las pequeñas cascadas, por las laderas llenas de historias y significados. Cuando comenzaba a ponerse el sol, regresé al sitio donde lo había dejado.
- Gracias - fue su primera palabra cuando me devolvió los papeles - y perdón.
A orillas del rio Piedra me senté y sonreí.
- Tu amor me salva, y me devuelve los sueños -continuó.
Me quedé callada, sin moverme.
- ¿Conoces bien el salmo 137? - preguntó.
Dije que no con la cabeza. Tenía miedo de hablar.
- A orillas de los rios de Babilonia ....
- Si, si, lo conozco -dije, sintiendo que volvía poco a poco a la vida -. Habla del exilio. Habla de las personas que cuelgan sus cítaras porque no pueden cantar la música que les pide el corazón.
- Pero después de llorar de nostalgia por la tierra de sus sueños, el salmista se promete a si mismo:
" ¡Jerusalén, si yo de ti me olvido,
que se seque mi diestra!
¡ Mi lengua se me pegue al paladar
si de ti no me acuerdo...!"
Sonreí una vez mas.
- Me estaba olvidando. Y tú me haces recordar.
-¿Crees que recuperarás tu don? -pregunté.
- No lo sé. Pero Dios siempre me dió una segunda oportunidad en la vida. Me la está dando contigo. Y me ayudará a encontrar mi camino.
- El nuestro -lo interrumpí de nuevo.
-Si. El nuestro.
Me cogió de las manos y me levantó.
- Vete a buscar tus cosas - dijo -. Los sueños dan trabajo."

.
* Aquí os dejo un pequeño texto. Si sabeis de que libro se trata, me gustaría que conocer vuestra opinión, la "miga" de este poquito que os muestro. Si te animas, haz un comentario o cuéntamelo en mi libro de visitas.


Eloisa

2 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo por el trozo que nos dejas parece interesante el libro
si me gusto
un beso

*Luna dijo...

Hola cielo por el trozo que nos dejas parece interesante el libro
si me gusto
un beso