01 marzo 2010

"Reflexiones sobre mi"


¡Quién derrumba,  
el roble milenario de la fe y la reconquista;
esa verdad levantada entre tormentas
que recoloca semillas en los requicios
que va dejando el infortunio;
la dentera de la erronea destreza
de quien no vacila en pretenderla!

¡Quién derrama,
la alegría efímera de trepar por la sierra fresca;
esa fuerza resguardada en las caderas
que arrebata el gozo del camino
que va dejando el infortunio;
la rabieta de la perdida silueta
de quien no vacila en pretenderla!

¡Quién derrocha,
el sabor de la noble fortaleza y la sabiduría;
esa sabia concentrada en nuestras venas
que arrebola el sentir  sin sentido
que va robando el infortunio; 
la majestad de pedir la vida
de quien no vacila en pretenderla!

Eloisa
(Prohibida su reproducción)

1 comentario:

*Luna dijo...

Hola cielo un bello poema
un beso corazon