06 diciembre 2009

UN DÍA SOÑABA UN SUEÑO


"SOÑABA UN DÍA UN SUEÑO"

 
Soñaba un día cuando llegó el amanecer,
cuando tan cansada estaba
del combate que luchando vivo,
que alguna criatura pensara en mí
iluminando su rostro una sonrisa;
soñaba, que todavía me acuerdo
de las pequeñas cosas que no debo olvidar.
Soñaba dejar de añorar lo bueno que perdí
con lo malo que habitaba el mismo espacio.
Se despierta vivo el sueño (soñando)
que asomada a la ventana
 permita a la lluvia mojar mi cabello,
a mís ojos cerrados ver el olor del agua,
escuchar el murmullo de la gente,
el sonido del aire y sentir
un día mas, que no temo nada.
En mi despertar, sueño, que la vista
no pueda alcanzar a ver el final
de esa calle que paseo cada día;
que el poder de alma me ayude a perdonar
cuando el dolor del engaño me invada.
Sueño y sueño que no añoro, nunca mas,
los silencios de quien calla y aparenta,
callando, sabiduría y prudencia,
humanidad, humildad, resignación,
y no me concede callando, réplica;
que no añoro a quien la página cierra
ocultando mi dolor y su propio miedo
a ser eso, eso que nunca contó.

Eloisa

1 comentario:

*Luna dijo...

Hola cielo un bello poema
un beso y feliz semana