09 mayo 2009

REIKI, UNA FORMA DE SENTIR

Ya hay muchísimas personas que saben de la existencia del REIKI y que conocen su técnica y su utilidad. Por eso no voy detenerme en explicar lo que merece ser conocido a través de la propia experiencia, y solo intentaré introduciros en el para que seáis vosotros los que decidáis si continuar en la búsqueda de una nueva opción, no solo de sanación, porque el reiki, es también una forma de sentir la vida y afrontarla. La fe en uno mismo y en sus posibilidades, ayuda a aliviar el dolor que provoca una enfermedad, a no desesperarse ante cualquier problema que nos llegue, a usar la valentía para mostrarnos ante los demás y ante nosotros mismos, a ser mejores personas.
Y el REIKI es eso, una esperanza mas para alcanzar el estado de relajación y bienestar físico y emocional necesarios para afrontar nuestra vida.
Es algo tan simple en origen, pues consiste en usar la energía que todo individuo posee, transmitiéndola a través de sus manos y aplicándolas sobre determinados puntos energéticos de nuestro cuerpo, que apenas requiere esfuerzo el aprender su técnica y aplicárnosla a nosotros mismos, percibiendo el bien que nos hace.
¿Acaso no recordamos que cuando nos duele una muela, o cuando el estómago ó el intestino nos desafía, sin darnos cuenta, de un modo reflejo nos llevamos la mano a la zona dolorida?. ¿ no es cierto que ante un dolor de cabeza ponemos nuestras manos en la frente y parece que sintamos alivio?. Y cuando nos golpeamos con cualquier cosa, o nos sentimos mareados ¿que hacemos?.
Es lógico pensar que hay en nosotros algo mas por desarrollar y que tal vez desconozcamos los instrumentos para hacerlo. Y creo que el Reiki es uno de ellos.
Particularmente el formar parte del cada vez mas grande grupo de personas que practicamos esta técnica, me ha ayudado a sobrellevar, incluso, me atrevo a decir, que ha paliado molestias y síntomas que me afectaban por causa de alguna enfermedad. Y eso, lleva a pensar que existe algo mas en nosotros que un simple cuerpo y un cerebro que nos asusta conocer.
Aprendí a conocer el reiki de forma casual y sin saber apenas la repercusión que tendría en mi; pero poco a poco fui descubriendo que hay algo mas, que posiblemente algo nos ayuda, y decidí realizar algunos cursos, muy breves, hasta alcanzar la Maestría, que es un nivel en el que uno aprende algo mas que la técnica; y aprendí a creer, a perdonar, a comprender otras formas de entender la espiritualidad, a buscar la armonía. Aprendí a conocer mi energía y tratarla.
Pero no quiero que esta exposición se convierta en una lección para nadie, y como dije al comienzo, cada individuo debe decidir.
Por si alguien ha sentido curiosidad o interés por este tema, es fácil en Internet encontrar información sobre ello, y las personas que pueden enseñaros a conocerlo. Aquí os dejo algún sitio para que leáis: http://reikizamora.blogspot.com, www.alianzaespañoladereiki.com, Hay muchos mas.

1 comentario:

reiKIZAmora dijo...

Un comentario hecho con el sentido de quien conoce la Técnica del Reiki ,es un detalle por tu parte dar a conocer lo que sientes por esta técnica , y como practicante que se que eres de ella te animo a que nos cuentes más cosas sobre las practicas que haces con el Reiki;hay mucha gente que no se atreve a conocerlo solo por puro desconocimiento o simplemente por ignorancia que no es mala sino que debemos quitarla de encima y el practicar la técnica del Reiki ayuda a todo el mundo en su camino en esta vida , tanto a nivel fisico como mental y espiritual ,es comenzar el camino hacia la realización ,gracias por eeste articulo y espero que nos sorprendas pronto con otro.
Recibe mis bendiciones y que tengas los mejores augurios obtengas luz , paz y felicidad y que te inunde la sabiduria infinita .